Publicado: 6 de Julio de 2018

Un padre de familia de Bristol (Inglaterra), Luke Burns, se encuentra en una crítica situación: hace unos años, debido a unas inundaciones, se quedó sin casa. Luke denuncia que lleva más de tres años viviendo en hoteles de la localidad, porque el ayuntamiento no le garantiza una vivienda social. 

Para continuar leyendo esta noticia, pincha aquí